Cómo identificar el cuero cabelludo sensible

Victoria Chudinova / Shutterstock

Si últimamente has sentido picazón del cuero cabelludo, es momento de que te preguntes si es algo pasajero o un problema que requiere mayor atención para evitar otras complicaciones a futuro. A continuación te decimos cómo identificar el cuero cabelludo sensible.

Síntomas de un cuero cabelludo sensible

Nuestro cuero cabelludo se encuentra protegido por el cabello y por los aceites naturales que secreta la piel. Sin embargo, cuando se tiene sensibilidad en la zona, esto no es suficiente.

Los principales síntomas de un cuero cabelludo sensible son: enrojecimiento, sensación de que la piel de la cabeza está muy estirada y comezón constante.

Victoria Chudinova / Shutterstock

¿Cómo detectar si mi cuero cabelludo es sensible?

Para detectar si hay enrojecimiento en el cuero cabelludo, al terminar de bañarse se debe observar si la piel de la cabeza permanece roja más tiempo de lo normal. Otra prueba es peinar el cabello de lado (o del lado contrario al que siempre lo haces) y mirar si la línea de cuero cabelludo está roja.

Cuando utilices secadora, pon atención para saber si el calor de este aparato te molesta al contacto. Si es así, tienes sensibilidad en el cuero cabelludo. Lo mismo aplica para el sol (cuando te da directo sobre la cabeza), el frío e incluso el viento fuerte.

Svyatoslava Vladzimirska / Shutterstock

¿Qué puedo hacer para aliviar la sensibilidad en el cuero cabelludo?

Además de utilizar un shampoo especial para el cuero cabelludo sensible, como el Control Comezón de Head & Shoulders, hay otras sencillas medidas que puedes poner en práctica.

Lo primero es alejarte por un tiempo de la secadora y otros estilizadores de calor para no irritarlo más. Cuando te bañes procura que el agua no esté demasiado caliente y tampoco helada. Para desenredarlo prefiere un cepillo de cerdas naturales, no de plástico ni de metal.

Svitlana Sokolova / Shutterstock

También debes evitar cualquier producto (shampoo, acondicionador, gel, crema para peinar, modelador, etc) que incluya alcohol, laca, cera o ingredientes aclarantes. Algo más que debes dejar de lado son las coloraciones de cabello extrema, mucho más si son desde la raíz.

Cuando enjuagues tu cabello, hazlo con un suave masaje en el cuero cabelludo. Utiliza las yemas de tus dedos y no talles demasiado. Asegúrate de eliminar cualquier rastro de shampoo u otros productos. De lo contrario, puedes resecar tu cuero cabelludo y esto empeorará la sensibilidad.