Esto le pasa a tu cabello después de estar muchas horas expuesto al sol

shutterstock 046269429
Look Studio vía Shutterstock

El sol puede dejar un asombroso bronceado en la piel, pero también provoca daños en la dermis y el cabello. La comezón y picazón son tan sólo algunos de los efectos, y existen muchos más.

El cabello está cubierto por una capa de lípidos y agua que envuelven el cuero cabelludo y lo protegen de sufrir consecuencias. Además, la capa externa de la cabellera posee escamas que crean una capa defensora. Sin embargo, el sol puede hacer que estas escamas pierdan su unión, y por lo tanto, se pierde el agua y los lípidos. Esto a la vez, genera que el cabello quede expuesto, quebradizo y deshidratado.

shutterstock 534972622
puhhha vía Shutterstock

Los rayos solares son aún más dañinos en los cabellos que son claros, ya que existe menos producción de melanina. Sin embargo, todos deben protegerse del sol, ya que puede verse afectada la producción de queratina e incluso el tono del cabello suele cambiar después de largas exposiciones.

Los efectos negativos son diversos: se modifica la textura y apariencia del cabello, haciéndolo lucir seco y opaco. Asimismo, las puntas se rompen y se altera la cutícula. No es todo, el sol también provoca picor en el cuero cabelludo, lo que además genera descamación, donde partículas blancas y pequeñas se extienden por todas las raíces.

shutterstock 200124395
g-stockstudio vía Shutterstock

Lo más recomendable para evitar todos estos daños, es proteger la cabeza con un sombrero o gorra que cubra el cabello del sol. Es necesario mantener el cuero cabelludo y los medios y puntas hidratados.

Esto se logra bebiendo alrededor de dos litros de agua diariamente. A la vez, se recomienda usar un shampoo que aporte las propiedades necesarias.

shutterstock 318707438
A. and I. Kruk vía Shutterstock

También debe evitarse exponerse al sol durante un tiempo prolongado y no hacerlo en las horas dónde los rayos tienen su máxima potencia, es decir, desde las 11 hasta las 17 horas.