Esto es lo que causa la comezón en el cabello durante el verano

shutterstock 226455829
dibrova vía Shutterstock

En el verano es habitual experimentar comezón en el cuero cabelludo, y puede ser más frecuente en esta temporada que en las estaciones cómo el otoño y el invierno. El calor puede afectar severamente nuestro cabello, por lo que es necesario tomar varias medidas para mantenerlo saludable y libre del escozor.

Contacto con la naturaleza

El contacto con la naturaleza puede ser uno de los causantes de la comezón en la zona capilar. Ya que podemos tener contacto con insectos o plantas que la provoquen. Puede evitarse con la ayuda de repelentes especiales para la zona.

shutterstock 210135976
SunKids vía Shutterstock

El cabello húmedo

Es habitual que el cabello permanezca húmedo durante el verano, ya sea después de pasar tiempo en la playa o piscina, o por las duchas nocturnas. Cual sea el motivo es muy importante no dormirse con el cabello húmedo; éste es el escenario perfecto para que se desarrolle el hongo de la caspa.

shutterstock 414531184
Datskevich Aleh vía Shutterstock

El contacto con diversas sustancias

Otra de las razones por la que la picazón aumenta durante el verano, es el contacto directo con el cloro de las piscinas o la sal existente en el océano. Estos pueden dañar la salud de nuestro cabello, por lo que se recomienda sujetar el cabello al nadar.

shutterstock 93609838
Mila Supinskaya Glashchenko vía Shutterstock

Largas exposiciones al sol

En el verano las temperaturas aumentan y es probable que se tenga un contacto directo con los rayos solares. El cuero cabelludo es como el resto de nuestra piel, por lo que puede dañarse y sufrir quemaduras, lo que ocasionará heridas y picazón en la zona capilar. Lo mejor será utilizar accesorios que cubran esta área.

shutterstock 249258625
Kaponia Aliaksei vía Shutterstock

Éstas y otras razones podrían ser las responsables de que tu cabello se vea opaco y con la dermis irritada. Por ello, es conveniente usar productos que te ayudan a prevenir y contrarrestar los daños a los que tu cabellera podría estar expuesta.