Consejos para proteger tu cuero cabelludo sensible

New Africa vía Shutterstock

El cuero cabelludo sensible es una afección en la que la piel reacciona de manera adversa al contacto con ciertos productos o condiciones ambientales. Actualmente en América Latina, la piel sensible es una condición que va a la alza. Algunos síntomas del cuero cabelludo sensible son enrojecimiento, comezón, irritación constante y dolor.

¿Cómo saber si tengo cuero cabelludo sensible?

Si tu cuero cabelludo es sensible debes descartar alguna enfermedad en la dermis, visitando a un dermatólogo o dermatóloga. La caspa, dermatitis seborreica, o posibles alergias pueden estar desencadenando estos síntomas: enrojecimiento, comezón, irritación constante y dolor.

New Africa vía Shutterstock

Causas del cuero cabelludo sensible

La dermatóloga Verónica García Salazar nos explicó en entrevista cuáles son las diversas causas que desencadenan sensibilidad en la piel del cuero cabelludo.

Estas pueden ser externas: contaminación ambiental, radiación solar, uso de tintes y peróxidos, así como peinar el cabello constantemente con el secador y otras herramientas de calor.

Entre las causas internas se encuentran los cambios hormonales, alteraciones en la producción de estrógenos en las mujeres y una mala alimentación.

CHAjAMP vía Shutterstock

Consejos para proteger tu cuero cabelludo sensible

Verónica García Salazar, experta en dermatología, sugiere una serie de cuidados que deben seguir las personas con sensibilidad en el cuero cabelludo:

  • Tener una nutrición adecuada, es decir una dieta equilibrada que contemple todos los grupos alimenticios y provea al cuerpo de vitaminas, minerales, antioxidantes y proteínas. La clave para la salud del cabello se encuentra en nuestra alimentación.
  • Lavar el cabello diariamente y que el tiempo de ducha no exceda los 5 minutos. La temperatura del agua debe ser tibia para que no cause más irritaciones.
  • Lavar el cabello con un shampoo de uso diario libre de parabenos, sulfatos, colorantes y perfumes. Un día a la semana utilizar un shampoo con sulfatos y parabenos para una limpieza profunda.
  • Utilizar un acondicionador con las mismas características del shampoo de uso diario, es decir, sin petrolatos que comprometan la estabilidad de la piel del cuero cabelludo piel cabelluda.
IS MODE / Shutterstock.com

Qué evitar cuando se tiene sensibilidad en el cuero cabelludo

Además de agregar algunos hábitos a la rutina diaria, deben dejarse de lado prácticas cotidianas que afectan a la piel de nuestra cabeza. Entre las acciones que hay que evitar están:

  • Utilizar frecuentemente shampoos, cremas o mascarillas capilares con alto contenido de sustancias químicas como parabenos, sulfatos, colorantes, y diversos petrolatos.
  • Teñir el cabello. Los tintes contienen colorantes y peróxido, estas sustancias dañan la fibra capilar y tienen un impacto negativo en el cuero cabelludo.
  • Abusar de la secadora, plancha y tenazas. Es preferible limitar el uso de estas herramientas ya que el calor que emiten debilita y deshidrata el cabello.
  • Rascarse. Eso solo agravará el problema trayendo consigo consecuencias como desprendimiento del cabello, dolor, ardor e incluso heridas.