Cuidado del Cabello

7 tips para tener el largo que quieres a través de un crecimiento capilar saludable

Muchas veces, creemos que lograr un cabello largo y sedoso es tarea imposible. Pero cuidar el pelo es tan importante como cuidar la piel, y a veces le prestamos menos atención a los tratamientos del pelo, que a la larga generan cambios positivos para hacer crecer el cabello.

Esta tarea depende de cada mujer y los esfuerzos que realice para aumentar el crecimiento capilar. Para tener esa melena soñada debemos considerar una serie de factores en nuestra rutina diaria para acelerar el crecimiento del cabello y también promover su belleza, salud y fortaleza.

Es importante tener en cuenta que factores como la dieta, el clima, la contaminación, los tintes y los productos para el cabello pueden afectar y generar resequedad, caspa, o diferentes afecciones en el cuero cabelludo. Sin embargo, a estos problemas se les puede dar un stop, para así darle a paso a rutinas de cuidado que prevengan y logren ese cabello más sano y fuerte.

Te puede interesar: Ingresa aquí y conoce qué tipo de cabello tienes y qué productos se adaptan a su cuidado

Si quieres hacer crecer tu cabello, ¡cuida también de tu cuero cabelludo!

El cuero cabelludo cuenta con alrededor de 100 mil folículos. En ellos, específicamente en su raíz, se da el nacimiento de tu cabello.

El cuero cabelludo es la base de tu melena, es como si éste fuera la tierra de un jardín donde cada hebra de tu cabello es una flor. Cuando la tierra cuenta con los nutrientes y vitaminas necesarias, las flores nacen hermosas, fuertes y llenas de color. De la misma forma, cuando tu cuero cabelludo está en óptimas condiciones, tu cabello crecerá saludable y lo reflejará con su brillo y sedosidad.

¿Sabías que cuando masajeas tu cuero cabelludo estás estimulando la irrigación sanguínea de los folículos pilosos, lo que a su vez te ayudará a acelerar el crecimiento del cabello?

A continuación, conocerás una serie de tips que te ayudarán a tener un cabello largo y de apariencia saludable

Sofia Zhuravetc vía Shutterstock

#1 Enriquece tu dieta con vitaminas y nutrientes para hacer crecer el cabello

Es importante que tu cuero cabelludo cuente con las vitaminas y nutrientes necesarios para que tu cabello crezca sano y con brillo. Un estudio titulado Effect of a nutritional supplement on hair loss in women comprobó que los omega 3 y 6 ayudaron a que las mujeres presentaran menos caída de cabello y mejoró la densidad de su melena.

El omega 3 se encuentra presente principalmente en pescados como el salmón, en semillas de chía, en nueces y en el aguacate.

#2 Conoce y lava tu cabello correctamente

Cada cuero cabelludo es diferente, por lo que su limpieza depende de qué tan grasoso o seco sea. Los tips for healthy hair de la Academia Americana de Dermatología recomiendan para las de pelo graso lavar más a menudo, probablemente una vez al día. En el caso de que tu cabello sea más seco a raíz de tener algún tinte o tratamiento químico, o simplemente porque así es, lo mejor es lavarlo con menos frecuencia.

#3 Utiliza productos capilares inspirados en ingredientes naturales

Lisovskaya Natalia vía Shutterstock

La elección de los productos de cuidado del cabello es muy importante, y entre tantas opciones que puedes encontrar en el mercado, prefiere aquellos que en sus fórmulas tengan ingredientes naturales o estén inspirados en las bondades de estos, ya que serán un buen shot de vitalidad para tu melena.

#4 Aplica mascarillas caseras para hidratar el cabello seco y maltratado

Yuganov Konstantin/Shutterstock.com

Las mascarillas para el cabello caseras son una buena opción para aplicar en el cabello maltratado. Son muy fáciles de preparar y los ingredientes naturales aportan vitaminas y beneficios, además de brindarle a tu pelo un respiro de productos químicos.

Si tienes el cabello maltratado existen una serie de mascarillas ideales para cuidar tu pelo. Utilizar baños de crema naturales que contengan ingredientes como el aguacate, menta o huevo pueden añadir brillo e hidratación.

También es recomendable balancear esto con productos que permitan el crecimiento capilar como shampoos y acondicionadores aptos para tu tipo de cabello. Puedes exfoliar una vez a la semana tu cuero cabelludo y nutrir de medios a puntas con algunas gotas de aceite de argán, coco, almendras o jojoba que también son de gran ayuda para hidratar el cabello seco.

#5 El acondicionador dentro de tu rutina capilar es un must

Alliance vía Shutterstock

Un acondicionador suave y noble con tu cabello puede mejorar considerablemente el aspecto dañado de tu cabellera; aumenta el brillo, disminuye el frizz y algunos ofrecen cierta protección contra los dañinos rayos UV.

Es importante que concentres el uso del acondicionador únicamente en las puntas del cabello. Evítalo en el cuero cabelludo.

#6 Utiliza correctamente el calor de la plancha y secadores

LStockStudio/Shutterstock.com

La manera en la que secas y peinas tu cabello es un factor importante para obtener buenos resultados. Un mal secado o peinado puede generar que tu pelo se vea frágil, sin brillo e incluso que se caiga. Cuando salgas de bañarte evita frotar tu cabello con la toalla, mejor envuélvelo en ésta para absorber el agua.

Si eres de las que prefiere hacerte peinados con plancha fáciles y rápidos, es preferible escoger algún protector de calor que prevenga que las hebras del cabello se quiebren. Es importante tener en cuenta que cuanto mayor es el número de pasadas de calor, más riego hay de generar daños, lo recomendable es tomar mechones y no pasar la plancha más de tres veces para evitar quemar el cabello.

#7 Dale un boost de proteína a tu cabello seco y maltratado

Josep Suria vía Shutterstock

El cabello está compuesto mayormente por una proteína llamada keratina. Esta proteína está compuesta por un aminoácido llamado cisteína y constituye parte fundamental de las capas más externas y de tejidos como las uñas y el pelo.

Por ello, una buena forma de propiciar su producción tiene que ver con la ingesta de proteína adecuada para las necesidades y funciones de tu cuerpo. Vegetales como el brócoli o espinaca, así como los huevos y algunas legumbres son buenas fuentes de proteína y vitaminas.

También puedes encontrar proteínas como la keratina o el colágeno en tratamientos para el cabello que puedes aplicar directamente sobre este.

Prueba estos tips para hacer crecer el cabello de una forma sana y fuerte. Puedes acompañar también este proceso a través de una rutina con la colección de Pantene de reparación y/o la colección de nutrición y crecimiento saludable con extracto de Bambú, ¡que te ayudarán a conseguir increíbles resultados!