Cuidado del Cabello

El origen de la caspa en las pestañas y cómo se trata

puhhha vía Shutterstock

Aunque parezca imposible, la caspa no es exclusiva del cabello, también puede haber caspa en las cejas e incluso en las pestañas. Es un padecimiento del que poco se habla, pero que es importante conocer. Te decimos cuál es el origen de la caspa en las pestañas y cómo se trata.

New Africa vía Shutterstock

El origen de la caspa en las pestañas y cómo se trata

La Clinica Baviera explica que a la caspa en las pestañas se le conoce médicamente como blefaritis escamosa. Como su nombre lo indica, se caracteriza porque hay una formación de escamas en la base de las pestañas, las cuales pueden reconocerse como costras duras y secas.

La Academia Americana de Oftalmología aclara que la blefaritis surge debido a una acumulación de bacterias y secreciones aceitosas en las pestañas. Suele ser más frecuente en las personas que tienen caspa en el cabello o que tienen problemas con las glándulas de aceite de los párpados.

OHishiapply vía Shutterstock

¿Cuáles son los síntomas de la caspa en las pestañas?

Los síntomas de la blefaritis son similares a la caspa del cuero cabelludo. Es importante identificarlos para atender este problema de inmediato. Las señales son:

  • Ardor y comezón en los ojos
  • Aparición de costras o escamas en las pestañas
  • Sensación de un cuerpo extraño en los ojos
  • Lagrimeo
  • Ojos irritados
sruilk vía Shutterstock

¿Cómo quitar la caspa en las pestañas?

La Academia Americana de Oftalmología nos dice que lamentablemente la blefaritis no tiene cura, pero sí puede ser atendida y controlada.

Lo principal es acudir con un oftalmólogo que pueda confirmar esta afección. El tratamiento suele consistir de antibióticos y otros remedios caseros para la caspa, como el uso de compresas de agua tibia que ayudan a calmar el escozor.

Africa Studio vía Shutterstock

¿La caspa en las pestañas puede evitarse?

Sí, es posible evitar la caspa en las pestañas. Lo principal es tener una buena higiene, lavar los párpados, no tocarse los ojos con las manos sucias y no dejar nunca restos de maquillaje en las pestañas, ya que esto puede fomentar la acumulación de bacterias.

También, es importante saber cómo quitar la caspa del cabello, pues este padecimiento puede aumentar las probabilidades de adquirir blefaritis. Acudir con el oftamólogo 1 o 2 veces al año es indispensable, así se podrá garantizar que los ojos y las pestañas están en buen estado.