Cuidado del Cabello

La caspa puede causar la caída de cabello y esta es la razón

Roman Samborskyi vía Shutterstock

La caspa es una descamación del cabello que surge al adquirir el hongo llamado Pityriasis capitis, el cual se aloja en el cuero cabelludo, y aunque está en la piel de todas las personas, en ocasiones puede tener un crecimiento desmesurado que origina la caspa. Esta afección puede provocar comezón, irritación en el cuero cabelludo e incluso caída del cabello.

LarsZ vía shutterstock

En promedio, se pierden de 80 a 100 cabellos al día, pero si piensas que tu cabello ha comenzado a desprenderse de manera anormal, puede estar directamente relacionado con la aparición de la caspa.

La principal razón de la caída, es que el cuero cabelludo se irrita al rascar la cabeza frecuentemente, esto provoca que las fibras capilares se debiliten y el cabello se caiga.

BLACKDAY vía Shutterstock

El Instituto Médico Dermatológico explica que la caspa ocasiona que el cuero cabelludo y las glándulas sebáceas se inflamen e irriten, lo que hará que las hebras capilares pierdan fuerza hasta que van desapareciendo de manera gradual.

Además, cuando se tiene caspa el cabello crece de manera irregular. Es decir, no tiene las mismas características que aquel que nace en un cuero cabelludo sano, pues con esta alteración el cabello surge quebradizo y con daños.

La aparición de escamas genera que exista un adelgazamiento progresivo del cabello, lo que hará que el cabello se caiga de manera abundante e incluso puede causar alopecia a largo plazo.

totojang1977 vía Shutterstock

Por lo tanto, es indispensable atacar la caspa desde los primeros síntomas, para así evitar que tenga efectos permanentes en el cuero cabelludo.

Usar un shampoo anti-caspa desde el primer momento, ayudará a aliviar la comezón, y a la vez, fortalecerá las hebras capilares. Lo que hará que la caída del cabello disminuya.

Mientras la caspa está presente, es importante evitar rascarse. Y para que la comezón no se haga presente, se recomienda no usar peinados apretados, secar bien el cabello, principalmente las raíces, y no abandonar el tratamiento.