Cuidado del Cabello

¿El agua de la lluvia daña el pelo?

Con la llegada de la temporada de lluvias, es probable que te preguntes si el agua de la lluvia daña el pelo. Descubre si esto es realmente cierto.

gpointstudio vía shutterstock

¿El agua de la lluvia daña el pelo?

En el pasado, las personas utilizaban el agua de lluvia con fines de consumo e higiene personal, pero con el paso del tiempo esta práctica se redujo por la presencia de las lluvias ácidas.

De acuerdo con la meteoróloga Mar Gómez, la lluvia de las grandes ciudades contiene un alto grado de partículas contaminantes a causa de la actividad industrial como monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, dióxido de azufre, plomo y partículas en suspensión, lo que conlleva a tener un agua contaminada.

mykhailo pavlenko vía shutterstock

Gómez señala que una vez que hayan pasado las primeras lluvias, el agua estará más limpia y su ph estará más neutro, lo que impide que se irrite el cuero cabelludo y afecte el crecimiento del pelo.

Por otra parte, la lluvia puede provocar que tu pelo se encrespe y aparezca el terrible frizz, para evitarlo puedes recurrir a estos peinados o al uso de crema para peinar que te ayudarán a combatirlo.

Kirill Bezzubkine vía shutterstock

Si deseas saber cómo acelerar el crecimiento del pelo, existen algunos ingredientes naturales que forman parte de productos de higiene para el pelo, que te ayudarán a estimular los folículos pilosos de la raíz capilar para que el pelo crezca fuerte y sano.

esp2k / Shutterstock

También, es necesario que sigas estos consejos para el crecimiento del pelo:

  • Mantén una dieta rica en alimentos con vitamina E
  • Realiza masajes capilares durante la ducha con la yema de los dedos en forma de círculos
  • Evita la aplicación de decoloraciones y tintes
  • Reduce el uso de herramientas de calor (plancha, tenaza o secadora)
  • No ejerzas demasiada fuerza al cepillar y peinar el pelo
que son los antioxidantes y como influyen en la salud del cabello
Irina Bg vía Shutterstock

Recuerda que un pelo fuerte y sano, crece alrededor de 0,4 milímetros, de un centímetro al mes y 15 centímetros al año, pero si está dañado reducirá notablemente el crecimiento.