Cuidado del Cabello

Hábitos que tienes en la ducha que afectan tu cabello ya dañado

En la rutina de cuidado del pelo no existe un manual estricto sobre cómo lavarlo, pero si has comenzado a notar que se cae o enreda con mayor facilidad, debes atender a las señales que está dando sobre algunos hábitos que tienes en la ducha que afectan tu cabello ya dañado.

Muchas veces las señales empiezan con caída de cabello en exceso y no nos damos cuenta por creer que eso es algo normal. Sin embargo, el mal lavado del cabello u otros errores al lavar el cabello, pueden hacer con que tu hebra capilar se dañe, causando la debilitación del pelo – que afecta no solo a tu parte exterior sino también a tu auto estima.

Entonces, si quieres saber cómo cuidar mejor de tu pelo y de pronto reparar cabello ya dañado debido a males hábitos de lavado, quédate con nosotros y prepárate para conoces algunos errores que puedes cometer a la hora de lavarte el pelo junto a algunos tips que te podrán ayudar en este proceso.

Error #1 Lavar tu cabello a temperatura elevada

Agua caliente saliendo de un grifo
nikkytok vía shuttetstock

Al ducharte con agua hirviendo, puedes dañar tu cuero cabelludo con quemaduras y provocar la sobreproducción de grasa en los folículos pilosos de la raíz capilar (hola, caspa!), además de generar frizz, lo que hace que tu pelo luzca encrespado todo el tiempo, señala el Instituto Médico Dermatológico de Madrid.

Cuando el cabello entra en contacto con el agua caliente, los poros de las hebras capilares se abren, haciendo con que el pelo se vuelva más susceptible a daños, debido a que queda más expuesto y vulnerable a los agentes externos. Es decir: lavas tu pelo con el agua caliente y los poros se abren, ¿cierto? Entonces toda la contaminación de la ciudad penetra más fácilmente en tu cabello, debilitándolo y llevándolo al adelgazamiento del pelo, caída excesiva, ausencia de brillo, entre otros.

Sin embargo, antes de aplicar alguna mascarilla para el cabello (sea para el cabello dañado o no), hay personas que usan agua tibia en el pelo para justamente abrir la cutícula y hacer con que el tratamiento penetre con más profundidad en la hebra capilar y, al retirar el producto, ya no usa el agua caliente sino agua fría (para sellar los poros).

Error #2 Usar shampoo / acondicionador / mascarilla incorrectos para tu tipo de pelo

Mujer de espalda lavando su cabello
christinarosepix vía Shutterstock

En el mercado existe una amplia variedad de productos de higiene para el pelo, como shampoos y acondicionadores, pero cada vez que decidas utilizar uno nuevo deberás cerciorarte de elegir el adecuado, que cumpla realmente las funciones que tu pelo necesita.

Si tienes el pelo dañado y seco, puedes optar por una línea especial que incluya un tratamiento para cabello maltratado que, además de reparar las hebras, lo humecte por mayor tiempo. Es decir, tratamientos que contengan principalmente aceites naturales, como aceite de coco, de aguacate, de rícino, entre otros. Eso te ayudará bastante a recuperar el pelo dañado.

Te puede interesar: Tips para lavar bien tu pelo

Error #3 Lavar tu cabello con exceso de fuerza

Mujer de espalda lavando su cabello
Gpointstudio / Shutterstock.com

Ejercer demasiada fuerza al lavar el pelo es uno de los errores más habituales, ya que se puede irritar y dañar la raíz capilar, haciendo que los folículos luzcan con un tono rojizo, lo que puede provocar picazón y dar paso a la aparición de caspa.

Para evitar daños, lava tu pelo con movimientos en forma de vaivén (de adentro hacia afuera), con las yemas de los dedos, esto ayuda a la correcta circulación sanguínea.

Por otra parte, si deseas saber cómo reparar el pelo dañado después de lavarlo de manera tradicional, usa tratamientos como ampolletas o mascarillas reparadoras. Recuerda: no exceder su uso por más de 30 minutos y aplícalas de medios a puntas.

Para saber qué es bueno para el pelo seco, no dudes en utilizar productos que dentro de sus ingredientes naturales contengan vitamina E y vitamina B5. Dichas vitaminas ayudarán a tu pelo a recuperar su humectación, brillo y elasticidad para que siempre luzca saludable en todo momento.

Pd.: No dejes de buscar los productos para reparar el cabello dañado que sean ideales àra tu tipo de piel y cabello sino el efecto que tendrás no será el que estás buscando. Usa los productos correctos para ti.

Ahora que ya sabes un poco más sobre como lavar tu pelo en la ducha para no maltratarlo y, consecuentemente, evitar que tenga una apariencia sin brillo y movimiento, no dejes de darle el cuidado que se lo merece. Practicar el autocuidado te ayuda a llenar tanto a tus ojos cuando te miras en el espejo y como a tu autoestima! Acuérdate que una persona con el autoestima elevada es una persona feliz consigo misma – y consecuentemente con su entorno.