Cuidado del Cabello

Cómo reparar el pelo quemado por base

JM Travel Photography vía shutterstock

Quemarse el pelo al realizarse algún tratamiento permanente (como bases o alaciados) siempre es un riesgo. Es difícil que ocurra cuando se lleva a cabo por un profesional, pero restaurar el pelo quemado siempre será una preocupación prioritaria.

El exagerado uso de productos químicos en el cabello puede implicar un desastre a largo plazo. Para reparar el pelo quemado por la base, basta seguir estos sencillos consejos:

schankz vía shutterstock

Cómo reparar el pelo quemado por base

Ayúdate de la vitamina E

Aplicar mascarillas y tratamientos hidratantes con vitamina E es imprescindible para reparar el pelo quemado por base.

Hoy en día existen muchos productos que van desde shampoos hasta aceites protectores. Pueden ser encontrados en el mercado y son reconocidos por priorizar en sus ingredientes la vitamina E, que es la encargada de darle una mejor hidratación al pelo de la raíz a la punta.

De igual forma, los productos especiales tendrán un mejor resultado si se combinan con una dieta rica en vitamina E: se deben procurar alimentos como almendras, aguacate, brócoli, pimiento y diversas legumbres.

Yulia Furman/Shutterstock.com

Aceites naturales

El uso de aceites hidratantes como el aceite de argán o el aceite de coco, ayuda a potenciar la humectación del cuero cabelludo para dar un mejor aspecto general al pelo.

Es importante conocer el tipo de pelo: si es graso, los aceites no deben ser aplicados directamente en la cabeza, ya que pueden contribuir a la exagerada producción de sebo. En estos casos es mejor aplicar los aceites a una altura media de las hebras y posteriormente deslizar hasta las puntas.

MaraZe vía Shutterstock

Usa la keratina

La keratina es una proteína presente de manera natural en el cuerpo, y en el exterior existen además muchos tratamientos de alaciado permanente que la incluyen.

En su presentación comercial, este ingrediente suele usarse como tratamiento reparador de pelo muy dañado para regresarle la fortaleza necesaria.

Parilov vía Shutterstock

Corta el daño

Si los anteriores tips no rinden los frutos esperados, es el momento ideal para cortar aquellas puntas secas y quemadas. Es indispensable para ayudar al cabello a renovarse y a absorber mejor los nutrientes, dando como resultado una mejor apariencia para él en general.

ESB Professional vía Shutterstock

De nuevo: una base permanente aplicada por un profesional no debería quemar el pelo, pero siempre es mejor saber cómo proceder en caso de que ocurra. La suavidad, la fortaleza y el brilló sí pueden ser recuperados.