Cuidado del Cabello

¿Las mascarillas naturales pueden prevenir la resequedad del cuero cabelludo?

Si has comenzado a notar que tu cuero cabelludo está reseco y tu pelo luce sin brillo, es necesario que tomes en cuenta cuáles son las causas del problema. Aquí descubrirás si las mascarillas naturales pueden prevenir la resequedad del cuero cabelludo.

MRAORAOR vía Shutterstock

¿Las mascarillas naturales pueden prevenir la resequedad del cuero cabelludo?

Algunas causas del cabello reseco y maltratado son: el exceso de aplicación de calor por medio de herramientas como la plancha, secadora y tenaza; y el uso de productos de higiene con alto contenido de alcohol, lo que genera que el cuero cabelludo se reseque y pierda sus aceites naturales provocando la pérdida de brillo, así lo indica la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU.

Los remedios para el cuero cabelludo reseco pueden ser un arma de doble filo. Si utilizas mascarillas caseras podrías dañarte la piel de la cabeza, pues los ingredientes naturales podrían causarte algún tipo de reacción alérgica, explica en entrevista la Dra. Susana Canalizo Almeida, Vicepresidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología.

Roman Samborskyi vía shutterstock

Lo mejor que puedes hacer por tu raíz capilar es utilizar un tratamiento para el cabello seco y sin brillo fabricado por profesionales, que contenga dentro de su fórmula ingredientes naturales como el aceite de coco y aceite de argán.

Estos productos ya han sido probados dermatológicamente y han demostrado los beneficios que aportan a la salud de la raíz y hebra capilar.

Nesolenaya Alexandra vía shutterstock

No dudes en añadir a tu rutina de higiene productos como shampoos y acondicionadores para pelo dañado que contengan estos ingredientes naturales. Con ello ayudarás a mantener tu pelo siempre hidratado y con una apariencia sana, en el mercado existe una amplia variedad que se ajustan a las necesidades de tu cabellera.

Anna Fevraleva vía shutterstock

Por último, para mejorar estos resultados de manera significativa, debes hacer unos ajustes a tu peinado y reducir el uso de la plancha o secadora y poner en práctica algunos peinados que no requieran de calor.

Recuerda utilizar siempre un protector de calor para evitar la pérdida de humectación de la fibra capilar.