Cuidado del Cabello

¿Cómo hidratar el cabello seco? 4 consejos para tener el pelo sedoso y brillante

como hidratar cabello seco
Sofia Zhuravetc / shutterstock

Estabas orgullosa de tener un cabello sedoso, largo y fuerte. Sin embargo, hoy aquella melena de princesa se ha convertido en un estropajo, un mechón opaco y quebradizo al cual le hace falta hidratación con urgencia y no dejas de preguntarte cómo hidratar tu cabello seco.

Un cabello seco puede obedecer a diversas causas: nadar con frecuencia en agua salina, pasar mucho tiempo bajo el sol, usar tratamientos químicos (decoloración), lavarlo con regularidad y emplear continuamente planchas y pinzas calientes, entre muchos otros.

¿Por qué es tan importante hidratar el cabello?

El cuerpo está compuesto internamente por agua de pies a cabeza y esta es clave para su salud y apariencia. Tanto la piel como el cabello requieren de la suficiente hidratación, así que es esencial que en tus rutinas diarias y de cuidado capilar utilices productos para hidratar el cabello con el fin de que le ayuden a recuperar o nivelar sus niveles de humedad, lo que a corto y mediano plazo se reflejará en un cabello brillante y suave.

A continuación, conocerás 4 tips que te ayudarán a evitar un cabello seco o a darle una mano para que recupere su hidratación y vitalidad natural.

1. Aplicar tratamientos para hidratar el cabello

Por Maryna Pleshkun vía Shutterstock

Independientemente del grado de resequedad que tengas, los tratamientos para hidratar el cabello son una gran opción para ayudarle a restablecer la humedad.

Puedes usar tratamientos como las mascarillas intensivas con ingredientes naturales como el coco, dejando actuar hasta 30 minutos o una ampolla de hidratación extrema que puedes dejar actuar por 3 minutos. Ambas son muy buenas opciones para hidratar el cabello.

Aplícalos de dos a tres veces a la semana y maravíllate con sus increíbles beneficios.

2. Aprende a utilizar el secador para disminuir el daño

Por Parilov vía Shutterstock

¡Todo está en cómo la utilizas! En un mundo en el que nunca hay tiempo, la secadora es una amiga, claro, hasta que aparecen las puntas abiertas. Para evitar este problema, un estudio titulado Hair Shaft Damage from Heat and Drying Time of Hair Dryer que fue realizado por el Departamento de Dermatología e Instituto de Medicina del Cabello y Cosméticos de la Universidad de Yonsei, recomienda usar la secadora a una distancia de 15 centímetros del pelo y mover el aparato con frecuencia.

3. Ten una dieta equilibrada y rica en zinc, calcio y agua

El cabello seco es un reflejo del interior en algunas ocasiones, entonces si tu cabello se ve sin vida puede significar que también te hace falta nutrientes. El fríjol, al igual que otras legumbres, son proteínas de origen vegetal que ayudan al cabello a crecer y estar hidratado. ¿La razón? Son una rica fuente de zinc y calcio, ambos esenciales para la construcción de tejido, describe una investigación relacionada con el déficit de zinc como causa del efluvio telógeno, que es una de las alteraciones más comunes en el crecimiento capilar.

Recuerda también consumir entre uno y dos litros de agua al día y balancear tu dieta, de esta forma también estarás brindándole a tu cabello desde adentro lo que necesita.

4. Utiliza una colección de shampoo y acondicionador hidratantes

Por SunKids vía Shutterstock

Si tienes una preferencia por shampoos hidratantes sin sulfatos, prueba con el shampoo Hidratación Extrema. Si tienes cabello rizado u ondulado, prueba el shampoo Minute Miracle Rizos Definidos. Ambos productos son capaces de proporcionarte hidratación instantánea a la hora del lavado.

Los acondicionadores 3 Minute Miracle Hidratación Extrema y 3 Minute Miracle Rizos Definidos son el complemento ideal para tu rutina de lavado, usándolos junto a su respectivo shampoo, obtendrás mejores y más visibles resultados hidratantes en tu melena.

Tip adicional: Si tienes el pelo rizado, ¡hidrátalo con mayor intensidad!

El cabello rizado tiene una fuerte predisposición a la resequedad, pues su forma curva dificulta el transporte de agua, aceites naturales y nutrientes de raíz a puntas, así que si tienes este tipo de cabello debes enfocarte en darle un extra hidratación diaria que compense este déficit.

Para lograr esto, puedes usar aceites para el pelo como el aceite de coco, el aceite de argán o el aloe vera para el cabello y descubrir sus bondades ultra hidratantes que tu melena, sin lugar a dudas, te agradecerá.

Te puede interesar: ¿Por qué es tan efectiva la sábila en el cabello y cómo puedes aplicarla?

No olvides que la hidratación para el cabello es el primer paso en la búsqueda o la recuperación de una melena que despierte halagos. Una vez percibas que tu cabello cuenta con los niveles de agua adecuados, podrás decirle adiós al cabello seco y continuar con tu proceso de reparación capilar a través de la nutrición y la reconstrucción.