Cuidado del Cabello

5 tips para crear rizos espectaculares sin aplicar calor

Aunque algunas herramientas como la plancha o las tenazas son muy útiles para crear chinos en nuestro cabello, no es recomendable usarlas demasiado, ya que el calor que emiten puede terminar por arruinarlo. Si quieres saber cómo hacer rizos naturales sin maltratar tu melena, intenta aplicar alguno de estos tips mientras tu cabello está húmedo.

Chinos con pedazos de tela o calcetines

Una de las formas más conocidas para lograr los rizos que buscas es utilizar un pedazo de tela o calcetines. En el caso de los pedazos de tela, solo tienes que enredar mechones de cabello en estos ellos. Hazlo desde las puntas hacia la raíz, pero asegurate que las primeras queden muy bien envueltas. Después, haz un nudo un tanto flojo con las puntas de la tela y repite hasta que toda tu cabellera esté llena de estos chinitos. Para un efecto más marcado y duradero, duerme con los pedazos de tela y retira por la mañana.

Si prefieres unos rizos más amplios y naturales, utiliza la técnica de los calcetines. Solo debes dividir tu cabello en cuatro partes, enrollar los mechones en calcetas de la misma forma que describimos con los pedazo de tela y dejar así durante algunas horas o hasta que tu cabello se seque.

Volodymyr Maksymchuk vía Shutterstock

Rizos con popotes

Esta es la forma más efectiva para rizos con espiral marcado. Antes de empezar, junta entre cuatro y seis popotes con una cinta adhesiva hasta obtener el suficiente número de tubos para toda tu melena. Una vez listos, divide tu cabello por secciones, dejando libre la parte más baja. Después toma un mechón y enrédalo alrededor del conjunto de popotes, empezando por la punta y terminando en la raíz. Asegúralos con un pasador que sostenga a estos y a tu mechón de cabello. Mantenlos así entre dos y tres horas.

Con tubos

Actualmente, hay algunas herramientas que utilizan el mismo método que los pedazos de tela y popotes para hacer rizos sin calor pero de forma más sencilla. Considera, por ejemplo, algunos tubos para enchinar el cabello. Se deben enrollar los mechones de pelo como en el método de la tela, pero ya que estos son flexibles, solo hay que doblar las orillas para asegurarlos. Una de sus ventajas es que son un poco gruesos, por lo que el rizo queda más suelto que con los otros métodos.

Kanea vía Shutterstock

Con un moño

Cualquiera que se haya hecho un chongo o moño sabe que, al deshacerlo, el pelo queda ondulado o chino. Entre más tiempo se mantenga este, más marcado quedará el chino.

Para lograr unos rizos más amplios, también puedes probar con un relleno de moño. Solo tienes que hacerte una cola de caballo, misma a la que debes integrar una dona o relleno de moño. Después, solo hay que pasar el cabello alrededor de este accesorio y dejar así durante varias horas. Al soltar, deberás tener el cabello rizado.

Roman Samborskyi vía Shutterstock

Con pasadores

Con esta técnica, la única herramienta que necesitarás serán pasadores o bobby pins, pero toma en cuenta que serán un número importante. Solo tienes que enrollar los mechones de tu cabello alrededor de tus dedos índice y medio juntos. Una vez que tengas el mechón y se haya formado un pequeño círculo, mantenlo en esta forma y en su lugar con un pasador.

frantic00 vía Shutterstock

Recuerda que ninguna de estas formas te dejará con rizos permanentes, sino que el efecto durará algunas horas, dependiendo de la forma natural de tu cabello.

Si lo que buscas es cómo hacer rizos rápidos y fáciles sin plancha, puedes intentar cualquiera de las técnicas previamente mencionadas y, en vez de esperar varias horas, secar los mechones con un difusor de secadora.